Ayer estuvimos con Eva y Robert haciendo las fotos de su preboda rural. Ellos son de Aitona y han crecido viendo cada año el estallido de las flores de los árboles frutales de esta zona. Durante una semana de marzo los campos se transforman en una alfombra de color magenta que cubre hectáreas y hectáreas de flores que sólo duran unos pocos días.

Gracias a la familia Espax, a la que tengo mucho aprecio porque hace años que son clientes míos y he tenido la suerte de ver crecer ante mi cámara, pudimos acceder a su finca que sin duda alguna es la más espectacular de esta zona. Lo pasamos genial jugando con los colores y el paisaje!

Así que si os apetece pasear y disfrutar de este espectáculo estad atentos y no os despistéis porque ocurre de la noche al día y dura muy poquito. Desde Aitona han hecho hasta visitas guiadas que han bautizado con el hashtag Fruiturisme.

Muchas gracias Eva y Robert, nos vemos pronto en vuestra boda!

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

@