Cuando se captura una fotografía con la cámara o cuando se realiza la exposición de ésta con la ampliadora en un cuarto oscuro se dice que la imagen está latente, tanto en el negativo antes de revelarlo como en el papel fotográfico antes de sumergirlo bajo el revelador. Es decir, que la imagen ya existe pero no la podemos ver hasta revelar el soporte con el que la hemos capturado. Es un estado mágico de aquella imagen tan esperada y más mágica es su aparición cuando bajo el revelador empieza a aparecer en el papel, con ese lento “fade in” hipnótico que durante muchos años me tuvo completamente enganchado pasando horas y horas en el laboratorio revelando mis propias fotografías en blanco y negro.

Ya que la naturaleza no me ha permitido poder gestar a mi propio hijo dentro de mi, me gusta pensar en el proceso del embarazo como si fuera el de una fotografía, 9 meses durante los cuales la fotografía está latente, ya existe, respira y el corazón late; pero vamos a tener que esperar al final de este proceso para poder disfrutar del resultado y poder hacer lo que hacen los padres y también los fotógrafos: Pasarnos horas contemplando orgullosos nuestra mejor obra!

Pues bien, Núria y Pere, a los que tuve la suerte de poder realizar su reportaje de bodas hace exactamente 1 año, lo podéis ver aquí, ya tienen su Pau latente! Bueno miento, mientras escribo esto Pau ya ha sido revelado y estos padres ya pasan horas contemplando ante la cuna su mejor obra. El caso es que su reportaje va a estar formado por dos sesiones, esta que os muestro hoy realizada en su maravillosa casa del siglo XVIII en El Talladell y la segunda sesión que realizaremos en Mollerussa cuando Pau esté un poco más crecidito. El motivo es que esta casa de campo en la que han vivido esta pareja hasta ahora todavía no tiene las comodidades que requiere un bebé, así que Núria y Pere decidieron que mientras solucionaban esto Pau pasarí­a sus primeros años de vida en un piso más nuevo y adecuado.

De manera que las fotos de este post espero que representen para ellos el origen de esta familia, las cajas de cartón llenas les recuerden este viaje, el viejo reloj que los observa siendo testigo de este momento y sus miradas a través de la ventana representen el futuro de esta nueva familia que crece. Cómo estoy hoy de profundo no? No os acostumbréis…

Pronto podré “capturar” a Pau en Mollerussa, atentos a la segunda parte!

 

sessio-de-familia-exterios-casa-rural-fotograf-de-nens-sessio-embaras-ambaraçada sessio-de-familia-exterios-casa-rural-fotograf-de-nens-sessio-embaras-ambaraçada sessio-de-familia-exterios-casa-rural-fotograf-de-nens-sessio-embaras-ambaraçada sessio-de-familia-exterios-casa-rural-fotograf-de-nens-sessio-embaras-ambaraçada sessio-de-familia-exterios-casa-rural-fotograf-de-nens-sessio-embaras-ambaraçada

 

@