Comienzo una serie de posts de retratos realizados en mi estudio en los que estoy trabajando desde hace algún tiempo. Se trata de retratar a personas de mi entorno, por tanto que conozco, sin utilizar elementos superfluos, sólo centrándome en la expresión de la persona, una mirada, un gesto característico o que represente la imagen que tengo del retratado. Algo propio de él que me guste destacar o «cazar» durante la sesión de fotos.

Una mañana hicimos un «duelo» entre fotógrafos, bueno, prefiero decir un intercambio; fui al estudio de Susana Martínez y me presté a ser retratado para el proyecto Voluntades Contrapuestas en el que está trabajando y seguidamente fuimos a mi estudio e hicimos lo contrario. Resultó una buena experiencia, cargada de risas y muy provechosa, me atreverí­a a decir que es necesario para un fotógrafo ponerse en el lugar de nuestros clientes de vez en cuando, ante la cámara, se ve todo muy diferente. Además, ver como trabaja una compañera fotógrafa resulta muy interesante. Podéis ver el post de la sesión de fotos que me hizo en su blog: Voluntades Contrapuestas V

De las fotos que le hice el primer retrato es el que más me gusta, le veo una expresión de niña, una mirada traviesa y el gesto jugando con su pelo. A Susana le encantan los niños y fotografía a muchos en su estudio, me atrevería a decir que es lo que más le gusta fotografiar y viendo su trabajo se nota, y ya que esta vez era ella la retratada me parece divertido que lo sea con esa expresión de niña. Y su tupé es ya un clásico de la fotografía!

Susana y yo más que competencia somos AMIGOS DE PROFESIÓN. Gracias guapa!

@